martes, octubre 17, 2006

Crear un vídeo para Internet

Para crear un vídeo para Internet necesitamos una cámara digital (puede valernos la fotos si tiene la opción vídeo), un PC y nos basta con Windows Movie Maker, una aplicación gratuita que viene con Windows XP. Antes de grabar vienen muy bien algunos consejos a seguir, si que antes no has leído nada sobre técnicas de grabación.

La cámara: tienes que buscar la salida DV VIDEO (funciona también como entrada), como la pequeña de la imagen, no confundir con la de USB que tiene forma trapezoidal y no rectangular.

Ordenador: busca el
Firewire IEEE1394, puede tener la conexión pequeña como la de la cámara o la grande de la foto. Si no tuviéramos se puede comprar para el PC el firewire en un tarjeta PCI IEEE1394 (25 € aprox.) y para el portátil sobre PCMCIA.

Captura con Windows Movie Maker: cargamos el programa y con la cámara encendida pulsamos la opción: Capturar desde dispositivo de vídeo. Elegimos la carpeta donde se va guardar y el formato comprensión. Para Internet necesitamos que sea 320x240 (vídeo para banda ancha) y nos basta 150 kbps, pero si queremos guardar una copia con mayor calidad elegimos “Vídeo de alta calidad pantalla grande”.
Pasamos a la pantalla de digitalización e iniciamos la captura. Cuando pulsemos finalizar nos devuelve a la pantalla del comienzo. Si dejamos activa la opción de crear clips al terminar, ahora veríamos divido en secuencias.
Puede que el vídeo lo hayamos hecho con la cámara digital de fotos o lo tuviéramos ya en un archivo, tenemos la opción de importar para editarlo, también podemos unirlo al que acabamos de hacer.

Edición: arrastramos el vídeo a la línea de tiempo, si lo tenemos en clips los visualizamos, el que no nos guste lo desechamos.
Para cortar lo que no nos vale, reproducimos desde la línea de tiempo, nos detenemos al principio de lo queremos eliminar (esto no afecta a la copia capturada) y creamos un división, otra más al final de la zona a eliminar, marcamos la división y suprimimos. Si nos equivocamos, podemos deshacer.

Titular: podemos poner título o créditos al final encima de los fotogramas o en una pantalla añadida. La duración se elige “estirándolo” desde al línea de tiempo.

Efectos y cortinillas: muy fáciles de aplicar, se arrastran al punto deseado.
También se pueden agregar fotos en formato JPG, utilizamos al opción de importación.

Sonorización: sirve cualquier archivo mp3 o wma. Se importa y arrastra a la escala de tiempo en la línea de audio. Lo cortamos, ponemos más de una banda sonora, regulamos el volumen tanto del sonido importado como de la banda original (menú contextual), que también se puede silenciar, en fin… todo es bastante intuitivo.

Atención a desplegable de la barra de herramientas colecciones, te permitirá tener delante distintas colecciones importadas o capturadas para añadir: vídeos, imágenes o sonido.

Guardar película: la original ya la tenemos guardada, ahora hay que hacer lo propio con la que hemos editado. La copia que necesitemos para Internet la guardamos 320x240 (vídeo para banda ancha) y nos basta 150 Kbps. Podemos probar con 340 o 512 kbps, pero puede que no notemos diferencia en el visionado y aumente mucho el peso. Podemos archivar otra copia en la calidad con la que capturamos para verla mejor en local o nuestra red.


Guardar el proyecto: antes de salir nos lo preguntará. Si lo hacemos podremos reeditarlo y seguir modificando, pero hemos de conservar el archivo original de la captura. De cualquier manera, cualquier archivo de video es editable con la opción de importar, lo que no podemos es aumentar la calidad

Si es vídeo analógico (VHS o similar), necesitamos una
capturadora USB y podemos seguir el mismo proceso. La calidad es sensiblemente inferior a la que se puede conseguir con video digital.

2 comentarios:

Lu dijo...

Toda una lección. Gracias.

jotas dijo...

Excelente Tutorial