lunes, noviembre 13, 2006

Actividades didácticas: consideraciones sobre Internet como fuente de información.

En algún post anterior escribí que no me parece acertado reducir las TIC a una herramienta para destacar que no son objeto de aprendizaje, que lo único importante es el contenido "disciplinar". Grave error ese menosprecio de los procedimientos necesarios para encontrar, elaborar la información y comunicar adecuadamente por este medio.
Esto tiene bastante relación con que aún se vean actividades recientes elaboradas con esquemas propios de los noventa (en pleno auge de las enciclopedias y monografías multimedia en CD) que reproducen las fórmulas de los libros de texto: se hacen preguntas y se dan enlaces donde están las respuestas casi literalmente. Se supone que el alumno se beneficia de una lectura detenida, pero el navegador tiene lo que se llama "buscar en la página", y a no ser que esté embargado de emoción, un correcto uso del recurso pide a gritos pasarse por el menú "ver" y economizar tiempo y esfuerzo.

Otra opción muy común, mejor que la anterior, es reproducir un esquema similiar a cuando los enviamos a la biblioteca con una bibliografía, no les damos enlaces directos a la repuesta. Google les echa una manita y bien se haría en instruirles en búsquedas avanzadas, al fin y al cabo a medio plazo es más importante aprender a buscar con eficacia que el contenido del ejercicio y no olvidemos que el resultado no será ajeno a esa maravilla que es "copy-paste", que está para ser usado.

Personalmente, las actividades que más me gustan son las que utilizan un texto o un elemento multimedia para centrar la temática y se atienen a modelos de pensamiento divergente (no hay una sola respuesta) o constructivista. En su momento comenté algunas que me perecen magistrales como esta caza del tesoro de Bea Marín, "Pon tú las palabras" de Juanjo Acosta o esta otra de Lourdes Barroso, Tiempos Modernos.

Merece la pena seguir investigando para incorporar nuevos elementos innovadores, como algunos recursos de la WEB 2.0. Unos posts atrás, en La Tierra Vive, se me ocurrió sustituir las preguntas y los enlaces por etiquetas para encontrar y documentar la respuesta a una situación hipotética. Luego he leído sobre el uso con los alumnos de marcadores sociales (del.icio.us o Bllinklist) por parte de Felipe Zayas y Mario. Podría haber propuesto en mi ejercicio agrupar las etiquetas con una común que uniera todos los enlaces relevantes, como una actividad cooperativa, pero no se me había ocurrido.

Que el resultado final del trabajo sea presentación, texto en doc, wiki o HTML no lo veo tan importante siempre que esté bien referenciado y que de la respuesta se deduzca que se ha hecho un buena selección documental.

3 comentarios:

Bea dijo...

Me adhiero a la frase: el copy-paste está para ser usado. ¡Tal cual! tenemos que enseñar a buscar, copiar, pegar, citar las fuentes, y hacer de todo este material un texto adecuado, coherente y cohesionado. COn una conclusión propia y una valoración sobre el propio proceso (un "cómo lo hice")... ¡bingo!
Ufff, este blog me da demasiadas ideaaassss.

Lu dijo...

Hola, he leído el post (interesantísimo) y he comprobado que citas una actividad que es de Lourdes Barroso, pero figura mi nombre.
Creo que es justo reconocer los méritos a quien los tiene. Y en este caso, no soy yo.

Bueno, esto era para decirte que sería conveniente hacer la rectificación.

Por cierto, tu presentación de Tagzania me está sirviendo para una secuencia didáctica que están realizando mis alumnos.
Esto de compartir es estupendo.

Sin perfil en este momento dijo...

Gracias, por advertirme del error, voy a actualizar el post señalando la rectificación, en realidad sabía que era de Barroso, conozco los dos blogs, pero se me escapó tu apellido.