lunes, noviembre 26, 2007

Publicaciones digitales: una apuesta por el reconocimiento

El debate por la inexistente valoración de las publicaciones digitales a efectos de méritos para el concurso de traslados, la inició Miguel Santa Olalla en Boulesis y la reflejó en el suyo Francisco Muñoz de la Peña. Eduardo Larequi desde la Bitácora del Tigre hizo su aportación y yo quiero hacerla desde la mía, porque por ello he abogado en algunos foros en los que he participado en razón de mi trabajo.

En la Bitácora del Tigre hay una interesante aportación no exenta de rigor, sin embargo el tema es complejo y difícil agotar en un post, porque los posts se inventaron para informar y opinar, la exhaustividad queda para otro tipo documentos, como ese el que está circulando sobre la WEB 2.0, muy academicista, diseñado con criterio de documento impreso y resumido en una presentación publicada en el blog del autor. Por cierto, un blog que se limita a presentar y enlazar los documentos de su WEB, no referencia a otros blogs, no participa en conversaciones a través de posts ni de comentarios, por lo que estamos ante una publicación con formato blog sin llegar a serlo. Lo mismo cabría decir de dos poemarios que cuelgan de mi perfil, utilizo la estructura blog como soporte a falta de otro más específico.

Quiero decir con esta larga introducción, que habría que clasificar las publicaciones digitales y delimitar cuales y cómo se van valorar, para que no sea un nuevo fiasco. No bastaría con atenerse a elementos formales, estructura y funcionalidad, ni con determinar el tipo de contenido, todos sabemos que en unas horas se puede crear un blog, introducir unas cuantas entradas y luego mantenerlo, todo ello con sólo utilizar el copy-paste. Ojo, no es lo mismo copiar, que replicar o referenciar.

Una posible fórmula, podría ser similar a la que se utilizó en la Comunidad Autónoma Vasca la pasada década en la convocatoria de materiales para grupos de trabajo. Se elegían dentro de un cupo los que resultaban aptos para publicar y recibían un plus. Y ahora que todo el sistema de proyectos de innovación y formación de nuestra comunidad parece pendiente de revisión, puede ser la oportunidad para introducir nuevas formas de participación, entre ellas, sería deseable, una convocatoria para que aquellos blogs que cumplan las condiciones que se fijen, darles el carácter de publicación y un incentivo económico. Aspecto importante porque son pocos, muy pocos los autores que llegan a obtener reconocimiento y algún beneficio indirecto a través de cursos, participación en mesas etc.


Por último, no preocuparse demasiado por lo que irresponsablemente algunos puedan tildar de "meritocracia" que ensombrece el duro "trabajo de la tiza", eufemismo de la mal llamada experiencia docente. Pero seamos claros, lo que se llama experiencia docente es sencillamente antigüedad, para que se convierta en experiencia ha de ser primero evaluada, como sucede en países como Francia. La antigüedad no es un mérito, es el trabajo acumulado de cada día, que tiene que ser valorado en sí mismo en forma de salario y fuente principal de puntos para el concurso de traslados, pero no convertirse en patente de corso: "canas para qué os quiero".

4 comentarios:

Eduardo Larequi dijo...

¿Podríamos conocer el contenido de esa convocatoria del País Vasco a la que haces referencia, Miguel? Aunque sólo sea para que nos inspire un poco.

Porque, ciertamente, regular las publicaciones digitales personales no es asunto fácil.

Miguel Luis Vidal dijo...

No sé si me he explicado (he añadido una frase al post para evitar confusión). La convocatoria a la que me refiero era la de grupos de trabajo para elaborar materiales. Los materiales era valorados y a una parte se les daba una ayuda suplementaria, con ello Educación adquiría el derecho a publicarlos.

http://fon.gs/convocatoria/
http://fon.gs/resolucion/

Realizar una convocatoria para premiar blogs y reconocerlos como publicaciones es una idea que trato de defender dentro del programa TIC del que soy asesor. La idea me surgió recordando la convocatoria que aludo, porque sería un proceso bastante similar: una comisión examina y valora a la luz de unos criterios, y decide reconocer su valía como publicación.

Francisco Muñoz de la Peña dijo...

Hay muchos cursos que son una birria en los que no se les pide trabajo alguno a los asistentes y son puntuados positivamente en los concursos.
¿Por qué hay que pedir un superplus de calidad a las webs de los profesores?

Miguel Luis Vidal dijo...

Paco, que a ti no te gustan la birrias.